5 Rutas Gastronómicas de México

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cuando viajamos además de buscar momentos de relajación, esparcimiento y básicamente deslindarnos de la rutina diaria que involucra tanto el trabajo como demás responsabilidades, lo que buscamos es tragar y pasear. Así que para aquellos mochileros de buen diente aquí les dejo el top 5 rutas gastronómicas de nuestro país. Hínquenle el diente.

1. Baja California.

Comenzaremos nuestra ruta en “donde comienza la patria” como se autodenomina el maravilloso estado de Baja California. Esta zona de nuestro país además de contar con espectaculares playas y áreas naturales envidiables, es famosa también por sus platillos de mar. Desde la famosa langosta roja, típica de las playas californianas, pasando por el atún y el abulón en distintas presentaciones, sin olvidar por supuesto a uno de los favoritos de la zona: el famosísimo taco de pescado estilo baja, imitado por muchos igualado por nadie. Obviamente no puede faltar la degustación gastronómica sin su acompañante perfecto, en este caso una helada cerveza artesanal o una de las bebidas características californianas, el vino.

2. Oaxaca, Puebla y Tlaxcala.

Para la segunda parada viajaremos a los estados de Oaxaca, Puebla y Tlaxcala. Obviamente para esta parte de la ruta los protagonistas serán los moles. Existen siete moles los cuales son los más característicos, estos son: el mole negro, coloradito, amarillo, verde, chichilo, almendrado y el famosísimo manchamanteles. Ahora nos centramos principalmente en Oaxaca, si te queda espacio para seguir “empacándole” tienes que probar el tasajo que no es más que cortes delgados de carne de res curados con sal, los insectos (principalmente los chapulines), el quesillo (o Queso Oaxaca como lo conocemos en el resto del país) y para coronar, no pueden faltar las deliciosas tlayudas. Empújate todo esto con un mezcal. Ya se te hizo agua la boca, ¿verdad?

3. Península de Yucatán.

Siguiendo el recorrido por el sur, nos movemos un poco al sureste para probar una de las zonas con las cocinas típicas más representativas, la de la península de Yucatán. Por mencionar algunos de los platillos que puedes probar en esta particular zona del país está la peculiar y deliciosa sopa de lima, el relleno negro, los papadzules que son tacos bañados en salsa de pepita de calabaza y el poc-chuc, carne de cerdo asada y sazonada. Evidentemente no puede quedar fuera la reina de la cocina del Mayab, la cochinita pibil. Ya sea que la degustes en tacos o torta esta delicia culinaria yucateca es una de las reinas y favoritas a nivel nacional. Cuando hablamos de esta cocina no puede faltar el condimento y aliado por excelencia, el chile habanero. Ya sea picadito, con limón y cebolla morada o solito (si te atreves). Otros condimentos clásicos y base de la mayoría de platillos son la naranja agria y el axiote. Si te queda espacio no olvides probar la miel de abeja melipona y las marquesitas (crepas yucatecas).

4. Michoacán.

Otra ruta gastronómica popular en nuestro país es la conocida como “Altar de muertos”. Para probarla nos situamos en el estado de Michoacán en donde probaremos uno de los platillos que esta zona dio al mundo y que es reconocido internacionalmente: las carnitas. Elaboradas con carne de cerdo caramelizada, piloncillo, naranja, nopales, cilantro, cebolla y hierbas. Además, probarás también los dulces típicos característicos del día de muertos, los alfeñiques; que no son más que las típicas calaveras (aunque también existen otros ornamentos usados en los altares) hechas de azúcar. Para rematar están las enchiladas placeras y los famosos tamales de elote conocidos como uchepos.

5. CDMX.

Para finalizar terminaremos en la capital del país, la ciudad de México, que para comida se pinta sola y es que en esta zona convergen las influencias de toda la república (¿o es al revés?) y algunos platillos extranjeros “mexicanizados”. Esta ruta recorre las zonas de Coyoacán, Xochimilco, San Ángel, Condesa y Polanco y evidentemente se centra en el rey de la comida mexicana: el taco. La variedad de tacos que se pueden encontrar es casi infinita, aunque para muchos el clásico es el de pastor que se volvió un clásico mexicano gracias a la influencia árabe y libanesa que se refugió en nuestro país. Otra de las delicias a probar en la “capirucha” son las tortas, ya sean de tamal o chilaquiles (porque gordos), los sopes y tlacoyos de maíz azul con huitlacoche y las controvertidas quesadillas… ¿sin queso? Bueno, no vamos a entrar en debate.
Sin duda viajar, pasear y conocer es maravilloso, pero no podemos decir que fuimos a un lugar si no probamos su comida. Es en ella en donde la historia, las tradiciones y las influencias culturales de un lugar se mezclan y entran a nuestros sentidos por medio de la lengua. ¡México lindo y qué rico!

¿Deseas probar alguna de estas deliciosas rutas?

¿Qué opinas de este post?

Otros artículos del blog